La “inocuidad” de la Terapia Manual

A una semana de la Jornada TM de Colfisio y debido a la ponencia que daré sobre Efectos adversos en Terapia Manual os lanzo un par de preguntas, tanto a los que vais a asistir a la Jornada, como a los que no (a los cuales recomiendo que sigáis #TMcolfisio y #SeguridadTM).

La primera, es la más sencilla. Además ya conozco la respuesta que la gran mayoría de vosotros me daréis, pero solo es una pregunta introductoria a la segunda cuestión.

La segunda pregunta pide un poco más de opinión, y sinceridad. ¿Qué opináis realmente sobre el tema? Yo, sinceramente me he llevado alguna sorpresa al estudiar más profundamente sobre el tema, pero seguro que vosotros me podéis dar mucha información de primera mano. Incluso si me contáis alguna experiencia que queráis compartir con los demás sería genial. Y allá va la pregunta:

No os sintáis comprometidos a responder si no queréis (aunque yo lo haría, porque así aprendemos todos), pero al menos pensad en la cuestión. Y si queréis responder, lo podéis hacer por aquí mismo, o en Twitter, donde ya ha habido algunas respuestas:

Otra respuesta interesante es la de @davidphisios en Facebook.

¡Animaros a compartir vuestro punto de vista! Tras la Jornada me comprometo a escribiros un resumen de la ponencia y abrimos debate.

Nos vemos en Huelva o por aquí.

Anuncios

Acerca de Aroterapia

Fisioterapeuta desde 2003 formado en diferentes formas de terapia manual, quedándome con lo que más me sirve de cada una. Ningún método es la panacea, pero uniéndolos se puede obtener un tratamiento muy positivo, siempre que se base en buenos diagnósticos.
Esta entrada fue publicada en Fisioterapia. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La “inocuidad” de la Terapia Manual

  1. Buenas tardes
    La pregunta me encanta, aunque simple, necesita respuesta. Y la respuesta a lo mejor no es la que cada uno cree, sino la que creamos entre todos.
    Particularmente lo tengo bastante claro, la terapia manual no es inocua. Para mí decir que algo es inocuo quiere decir que no puede producir cambios negativos una vez que se aplica. Y lo que sucede realmente cuando aplicamos “algo” (llamado terapia manual, o lo que quieras, la idea me vale igual para la electroterapia, o para el tape) pueden ser dos cosas. O que ese algo tiene la propiedad de provocar cambios, o que no la tiene. Y si tiene la propiedad de provocar cambios nosotros no podemos afirmar que esos cambios serán siempre positivos. (De la misma manera que sucede con un medicamento, ninguno de ellos tiene 0 efectos adversos… ojo, hablo de medicamentos, si hablase de homeopatía a lo mejor estamos en el caso de que no puede provocar cambios, ni positivos, ni negativos).
    Nuestra responsabilidad como fisioterapeutas es la misma de cualquier sanitario cuando prescribe un fármaco o va a realizar cualquier tipo de técnica, es decir, disminuir el riesgo clinico al porcentaje menor posible, siendo conscientes de que el cero absoluto no existe.
    Estaré pendiente de la entrada post-jornadas.

    Un abrazo

    • Aroterapia dijo:

      Buenas tardes Luis, y muchas gracias por leer y comentar. Como tú bien dices, es una pregunta simple, pero que necesita un acuerdo. Espero estar a la atura de tus expectativas en la siguiente entrada.
      Un abrazo.

    • ¡Buenas tardes! Me parece bastante acertado el planteamiento de Luís. Difícil ser más conciso y correcto al mismo tiempo.

      Prometer una ausencia total de riesgo sería casi admitir que lo que realizamos es poco menos que algo banal carente de efectos significativos. Sí es cierto que usando la cabeza, tanto la Terapia Manual como el Ejercicio Terapéutico pueden tener grandes beneficios con unos perjuicios muy bajos (que habrá que tener en cuenta, no obstante, en cada caso).

      Si nos vamos al extremo, tenemos las TAV en cervicales en casos claramente contraindicados, o el ejercicio de alta intensidad en un paciente cardiópata sin respetar ciertos límites.

      ¡Un saludo!

  2. Buenas tardes,

    Todo acto (e incluso un “no acto”) tiene un resultado. ¿Qué es inocuidad? ¿Es el agua inocua? Que se lo pregunten al que se va a la República Dominicana y no puede salir del cuarto de baño en una semana porque bebió agua “inocua”. Todo acto implica un riesgo, sea terapia manual o el “fufu” de muchos pseudo-profesionales. Entran en juego infinidad de variantes, que en cierta medida se nos escapan de las manos. Lo que es inocuo para alguien, no lo es para otro alguien (como puede ser el agua arriba mencionada para un dominicano).La clave está en minimizar riesgos y evitar ser más papistas que el papa.
    Ánimo con ese blog Antonio. Un saludo,

    Jorge Rodríguez

    • Aroterapia dijo:

      Hola Jorge. Muchas gracias por pasarte y dejar tu aportación. Está claro que no somos inocuos, y que tenemos que minimizar nuestros efectos adversos, pero la pregunta que nos debemos hacer desde mi punto de vista es, ¿Dónde está la proporción adecuada riesgo-beneficio de una técnica? Espero que en la próxima entrada podamos seguir debatiendo sobre esto.
      Saludos.

  3. A parte de lo ya comentado en Facebook, y en hilo a los comentarios, decir que esta claro que la inocuidad está ahí y mas aun si tenemos en cuenta que no todo lo que ocurre bajo la mano ocurre por lo que hago con mi mano sino con lo que el cerebro del paciente y el propio paciente cree que ocurre bajo la misma.

    A nosotros nos toca apoyarnos en la evidencia científica y ser honestos y ver que hay mucho menos de lo deseado y que por lo tanto debemos “fiarnos” de la mejor formación posible y de nuestra experiencia (conocimiento empírico) para ir poco a poco y de menor a mayor intensidad para saber como abordar y avanzar con el paciente… Todo esto se resume en dos palabras “exposición progresiva” o mejor dicho “abordaje progresivo”.

  4. Joan (@Johanvip) dijo:

    Hola.

    Una pregunta muy interesante. Cualquier acción que hagamos puede tener un efecto negativo sobre el paciente, y no solo las técnicas de alta velocidad en la columna cervical. Una movilización que no respete la clínica del paciente, la irritabilidad del tejido etc puede conllevar un aumento de la sintomatología.

    Como bien han dicho, mejor fiarse de un fisioterapeuta que piense con la cabeza que con las manos, debemos prestar atención a la clínica e identificar como de sensibilizados se encuentran los tejidos (o incluso el SNC) para adecuar la intensidad de nuestras técnicas. Con un buen razonamiento clínico, los efectos negativos serán mínimos.

    Un saludo.

    • Aroterapia dijo:

      Hola Joan. Una respuesta muy lógica. La verdad es que por ahí van los tiros. Aún hay que evidenciar muchas cosas para saber hasta dónde llegar en según qué situaciones, pero ese es el camino. Muchas gracias por comentar.
      Saludos.

Deja un comentario. Será publicado tras su revisión. No serán publicados comentarios anónimos ni aquellos que falten al respeto al editor o autores del resto de comentarios, así como los Spam.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s