A por todas

Hoy os voy a hablar de una despedida, pero no una despedida de esas en las que te quedas con mal sabor de boca, sino todo lo contrario. Una despedida con sabor a éxito y trabajo (en equipo) bien hecho.

Y es que este jueves me tuve que despedir, puesto que se va a vivir lejos de mi consulta y ya no podrá asistir a tratamiento, de uno de mis pacientes más asiduos y antiguos, de los que te vienen dos veces a la semana. Ya sé que algunos ya estarán pensando mal… ” ¡Dos veces a la semana!, ¡Qué barbaridad!” Los que me conocen saben que normalmente me dedico al paciente de trauma y deportiva, y que defiendo a capa y espada la independencia del paciente, pero este caso es completamente distinto. Os lo cuento:

De madre y abuelos pacientes, él no quería ser menos, y no tardó en necesitar Fisioterapia. De hecho fueron otros fisioterapeutas los que empezaron su recuperación antes que yo. Su carácter tozudo lo ha sacado de su madre, que tras 6 negativas por mi parte a tratar al pequeño, volvió a insistir una vez más consiguiendo mi respuesta afirmativa con el siguiente compromiso de formarme en la materia por mi parte (después me confesó que sabría que lo haría).

baby-203048_640

Ahora si no os importa me dirigiré a él en primera persona ya que es a él a quien va dedicada esta entrada: “hoy, tras casi año y medio en tratamiento, tras varias heridas de guerra,  tengo que decirte que en todo este tiempo no has hecho más que enseñarme, dándonos a todos una lección de vida día tras día. Es por ello que sólo puedo agradecerte que seas un chico tan luchador, tan grande, y que estoy seguro de que, como dice tu abuelo, algún día todos podremos presumir de haberte conocido. Después de todo este tiempo he aprendido a traducir tus balbuceos (“bo” es abuelo, “ssshhh” es gracias,…), he conocido tus canciones y dibujitos favoritos, hemos rastreado, gateado, caminado, peleado, y muchas más cosas juntos que no olvidaré. Sé que te dejo en muy buenas manos, y por eso estoy tan tranquilo, porque estoy muy seguro de tu capacidad, y de que no te va a faltar apoyo en esos padres y abuelos que te han caído por suerte. Espero que en un futuro no muy lejano nos volvamos a ver y me saludes con el brazo bien alto y un buen apretón de manos.”

Anuncios

Acerca de Aroterapia

Fisioterapeuta desde 2003 formado en diferentes formas de terapia manual, quedándome con lo que más me sirve de cada una. Ningún método es la panacea, pero uniéndolos se puede obtener un tratamiento muy positivo, siempre que se base en buenos diagnósticos.
Esta entrada fue publicada en Fisioterapia. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A por todas

  1. Hallia dijo:

    Grandísima entrada. Me has emocionado. Siempre merece la pena hablar del lado bonito de la fisio.

    Un saludo

Deja un comentario. Será publicado tras su revisión. No serán publicados comentarios anónimos ni aquellos que falten al respeto al editor o autores del resto de comentarios, así como los Spam.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s