“Mi interpretación del Pilates” y su aplicación clínica

Esta entrada surge a partir de la sesión de actualización sobre Pilates terapéutico, clínico, o como cada uno lo quiera llamar, que impartí el sábado 11 de abril. Simplemente resumiré de forma breve las sensaciones que tuve y añadiré los enlaces a los artículos que usamos para que todos los que asistieron, y los que quedaron en lista de espera puedan tener acceso a ellos.

Foto de l sesión Durante cuatro horas pudimos intercambiar opiniones acerca de la aplicación de los ejercicios que propuso J. Pilates en nuestros pacientes. Hablamos sobre la historia del método, los principios biomecánicos, anatómicos y posturales, la ténica de enseñanza, progresión del método, etc. He de decir, que cuando yo me formé en Pilates recibí los ejercicios que describió el creador del método (con algunas modificaciones en algún caso), y que yo, según me ha interesado para poder cumplir con los objetivos que nos hemos marcado entre el paciente y yo, he remodificado (o mejor dicho adaptado) en muchos casos los ejercicios. Aquí tenemos uno de los debates surgidos: si modifico o adapto los ejercicios, ¿sigo haciendo Pilates? Mi postura: realmente no me importa como lo llamemos siempre y cuando sepamos lo que estamos haciendo, y lo usemos en base a un razonamiento adecuado. También creo que no podemos caer en la demagogia de “yo no quiero recetas de tratamiento”, pero si se adaptan los ejercicios de un método “ya no lo puedes llamar Pilates”. En mi caso sigo llamándolo Pilates por dos motivos muy sencillos:

1. Aunque pueda variar el ejercicio, mi fin es buscar el ejercicio ideal que describe Pilates, y si para ello tengo que desgranar el ejercicio, individualizando el tratamiento para mi paciente, no creo que esté tan alejado del método. Todo ello, siempre y cuando siga respetando los Principios del Método.

2. Actualmente Pilates no es una marca registrada, aunque sí tiene muy buena fama entre nuestros pacientes, y si eso me ayuda a involucrar más a mis pacientes en el tratamiento, pues bienvenido sea.

Lógicamente, una de mis recomendaciones fue la lectura de unos de los blogs de Pilates más importantes, y no es otro que el de Manuel Alcázar, whynotpilates.net, y lo hice a través de esta entrada en la que define el método Pilates.

Os voy enlazando los artículos que analizamos con algunos de los apuntes que señalamos:

the myth of core Este artículo es de lectura obligada para todo fisioterapeuta que utilice ejercicio terapéutico en sus pacientes con dolor lumbar. La verdad es que desmonta bastante…

Vimos artículos (libre acceso si lo buscáis por Scholar) que no encontraban diferencia de resultados entre la aplicación de Pilates y ejercicios generales en LBP, y otros que, modificando los ejercicios de Pilates sí conseguían mejores resultados en dolor y funcionalidad que con otro tipo de ejercicio terapéutico.

Una aportación interesante fue la que nos proporcionó este paper sobre una encuesta realizada por 30 fisioterapeutas australianos sobre la indicaciones, beneficios, precauciones y contraindicaciones de Pilates. En resumen: los pacientes con pobre conciencia corporal, dolor mecánico, miedo-evitación al movimiento (desde mi punto de vista, uno de los puntos fuertes de Pilates), y patrones de movimiento mal-adaptativos pueden mejorar; contraindicaciones: fracturas, pre-eclampsia, espondilolistesis inestable son contraindicaciones.

Mostramos los resultados de un par de revisiones, una de 2014, y otra de 2015 (esta última muy completa). Todas las revisiones previas a estos años destacan la falta de calidad de los ensayos clínicos de Pilates, con lo que los resultados obtenidos, tanto buenos como malos, no nos son de mucha utilidad.

Este último artículo demuestra como los sujetos sanos que practican Pilates reclutan mejor el transverso del abdomen, y consiguen una mejor estabilización lumbopélvica que otras personas que están entrenadas con abdominales o aquellas que no están entrenadas. Sería muy interesante ver los resultados en sujetos con dolor lumbar.

Importante destacar las conclusiones de la sesión de actualización:

Conclusiones sesión

Me quedo satisfecho si los asistentes se fueron con algunas de estas ideas en la cabeza muy bien resumidas por nuestra compañera Bea (@fisiobealopcan):

Podéis ver algunas más siguiendo el Hashtag #PilatesGPSevilla

Sólo me queda dar las gracias a todos los asistentes, y al Grupo Provincial de Sevilla de @colfisio, por hacerlo posible.

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Acerca de Aroterapia

Fisioterapeuta desde 2003 formado en diferentes formas de terapia manual, quedándome con lo que más me sirve de cada una. Ningún método es la panacea, pero uniéndolos se puede obtener un tratamiento muy positivo, siempre que se base en buenos diagnósticos.
Esta entrada fue publicada en Fisioterapia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Mi interpretación del Pilates” y su aplicación clínica

  1. Luis dijo:

    Creo que hay dos corrientes en el M.P. el tradicional y el contemporáneo. El tradicional es el purista, el que sigue los ejercicios descritos por J.P. El contemporáneo a evolucionado basándose en los estudios de imagen, biomecánica, anatomía… Analizando un poquito, desde mi punto de vista, el tradicional tiene posiciones algo forzadas, alejadas de la posición natural. Por ejemplo, la obsesión con perder lordosis lumbar (Imprint) en la mayoría de ejercicios. Creo que el M.P. contemporáneo tanto MAT como Estudio, nos proporciona una serie de ejercicios muy interesantes que pueden nutrir nuestro repertorio y, por supuesto, es un gran COMPLEMENTO, para nuestros tto. Aunque no todos los autores están de acuerdo (Posadzki P et al, 2011), el método Pilates ha demostrado ser eficaz a corto plazo en la mejora de dolor en el CLBP (Wells C et al 2014; Aladro-Gonzalvo AR et al, 2012.) además de disminuir el miedo a la actividad física (Miyamoto GC et al, 2011; Brooks C et al, 2012; Marshall PW et al, 2013). El mayor problema es que el 90% de CLBP es inespecífico (Krismer M et al, 2007) y eso, seguramente, genera un gran sesgo en los estudios.

    Gracias por tu entrada,

    Un saludo

    @Fisiosoto

  2. Oti Calvente dijo:

    Buenos días:
    Gracias por compartir y aportar. Creo que el sustantivo “pilates ” nos está ayudando mucho a lo fisioterapeutas que creemos que el movimiento es la clave de la recuperación. Mientras que los ejercicios sigan los principios que Pilates describió, más los añadidos tras la evolución de este método durante los últimos años, podemos hablar de pilates. Desgranar los ejercicios es fundamental, ya que volver al origen, al inicio, en todas las disciplinas es necesario para iniciar y evolucionar. Para mi el principal beneficio de usar pilates es decir: “Adiós paciente pasivo. Hola paciente activo y responsable de tu tratamiento” Partir de ahí es iniciar un buen camino.

    • Aroterapia dijo:

      Buenos días Oti. Muchas gracias por pasarte y comentar. Muy interesante lo que comentas sobre la pasividad que muestran algunos pacientes, pero que cuando empiezan con Pilates, eso cambia, y debemos aprovecharnos de ello. Creo que nos queda aún mucho camino por andar, pero que no vamos mal encaminados, así que caminemos juntos. ¡Un saludo!

Deja un comentario. Será publicado tras su revisión. No serán publicados comentarios anónimos ni aquellos que falten al respeto al editor o autores del resto de comentarios, así como los Spam.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s